Violencia intrafamiliar ¿Cómo me defiendo y cómo demandar?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Violencia intrafamiliar Cómo me defiendo y cómo demandar

Índice de contenidos

Hoy en día, podemos ver muchos casos de violencia en casa, sin embargo, no todo el mundo está al tanto de lo que se puede hacer para acabar con eso. Es por esto que en este artículo te hablaremos de todo lo que debes y necesitas saber si sufres o conoces a alguien que sufra de violencia intrafamiliar.

¿Qué es la violencia intrafamiliar? Es una de las principales preguntas que estaremos respondiendo a continuación. Además, te dejaremos toda la información necesaria para demandar este tipo de caso, así que sin más que decir, comencemos.

¿Qué es violencia intrafamiliar?

La violencia intrafamiliar consiste en toda clase de violencia que se pueda llevar a cabo de un familiar a otro.

Es decir, que toda situación que involucre agresión física, verbal o sexual de un familiar hacia otro, es considerada violencia intrafamiliar y se puede denunciar siempre y cuando poseas los documentos necesarios.

Bien, ahora que conocemos el significado de la violencia intrafamiliar es hora de preguntarnos ¿a quienes se les considera familiares según la ley?

Qué es violencia intrafamiliar

¿Quién puede ser un familiar según la Ley?

Seguramente estarás pensando que tu círculo familiar más básico es al que se le considera familiar ante la ley, sin embargo, los estándares dentro de la ley para considerar a alguien un familiar son mucho más amplios.

A continuación, hablaremos de cada persona considerada familiar según la ley.

  • Parientes en línea recta: Se hace referencia a los bisabuelos, abuelos, padres, hijos, nietos o bisnietos de la víctima.
  • Parientes colaterales: Hace referencia a los tíos y sobrinos de la víctima.
  • Cónyuges: Otro de los considerados familiares ante la ley, son los cónyuges, puesto a que conviven con la persona de forma diaria.
  • Ex cónyuges: Incluso si hubo un divorcio de por medio, el o la ex cónyuge puede abusar del otro. Es por eso, que se les considera familiares aún después de haberse divorciado.
  • Convivientes: Por último, tenemos a los convivientes, que a pesar de no estar casados conviven diariamente con la otra persona.

Tipos de violencia intrafamiliar

Bien, ya que conocemos el significado de la violencia intrafamiliar y a quienes se les considera familiares según la ley, es hora de conocer los tipos de violencia que se pueden cometer dentro del marco de la violencia intrafamiliar.

Tipos de violencia intrafamiliar

Violencia Sexual

Entre uno de los tipos de violencia intrafamiliar, tenemos la violencia sexual. Esta hace referencia a todos los actos sexuales que se le puede llegar a obligar a hacer a una persona.

Entre esos actos, encontramos el coito, la prostitución, vídeos pornográficos, fotos sexuales entre otros.

Violencia Física

La violencia física es otro de los tipos de violencia intrafamiliar, de hecho, uno de los más comunes, especialmente cuando hay casos de alcoholismo o drogadicción por parte del agresor.

Este tipo de violencia hace énfasis a todo tipo de agresión física, es decir, que sin importar que tan pequeño haya sido el golpe se puede considerar agresión física.

Eso se debe a que en muchos casos las víctimas le restan importancia a casos en donde el maltrato físico se manifiesta en cachetadas o golpes con poca fuerza. Sin embargo, debemos recordar que nadie debe permitir esta clase de comportamientos hacia su persona.

Violencia Psicológica

Por último, tenemos a la violencia psicológica, esta consiste en el maltrato emocional que se le puede dar a una persona causando en algunos casos depresión.

¿Cómo se manifiesta el maltrato psicológico? A través de gritos e insultos que pueden llegar a denigrar a la víctima.

Además de eso, existe una forma de agresión no verbal también considerada violencia psicológica. Esta se manifiesta a través de humillaciones en público, aislamiento de amigos y familiares y otros aspectos similares.

¿Dónde denunciar la violencia intrafamiliar?

Estando en Chile puedes acudir a los Carabineros para denunciar una violencia intrafamiliar.

¿Cómo lo puedes hacer? De dos formas, presencial y telefónicamente, de igual modo, a través de ambas se te asignará un procedimiento del que hablaremos a continuación.

Dónde denunciar la violencia intrafamiliar

Procedimiento de demanda

Primero que nada, revisarán tus antecedentes. Seguido de eso, registrarán tu demanda para finalmente enviarte al Servicio Médico Legal.

Estando allí, se comprobarán las lesiones causadas por el agresor, bien sean físicas, sexuales o psicológicas. Una vez recolectadas las pruebas de agresión, se tomarán medidas preventivas para asegurar a la víctima alejando al agresor de su residencia mientras se culmina el proceso de demanda.

¿Quién puede denunciar la violencia intrafamiliar?

Debido a que estamos a hablando de casos en donde en su mayoría existe el maltrato físico y sexual, la denuncia puede llevarse a cabo por cualquier persona.

Es decir, que la demanda puede ser solicitada por la víctima, así como por un tercero que sea amigo, vecino, familiar o desconocido.

¿Cómo se lleva a cabo el procedimiento de denuncia cuando lo solicita un tercero?

Al igual que con la víctima, el tercero deberá asistir a la comisaria de Carabineros o llamar a los números de contactos que dejaremos más abajo para registrar la demanda.

Una vez registrada, los oficiales se encargarán de solicitar que la víctima vaya a la comisaria para comenzar con el proceso de protección.

¿A dónde se puede llamar en caso de emergencia?

A continuación, dejaremos dos números de contacto (Chile) que te servirán en caso de ser o conocer a una víctima de violencia intrafamiliar.

  • Carabineros: 149
  • Sernam (Servicio Nacional de la Mujer): 800 104 008

Cabe destacar que el número de Servicio Nacional de la Mujer, no solo sirve para denunciar, sino también para pedir información.

Demanda por violencia intrafamiliar

A la hora de realizar una demanda por violencia intrafamiliar, es importante mencionar que existen dos resultados que se pueden llevar a cabo dependiendo de la gravedad del caso.

Si en el caso existen lesiones graves o leves debe ser llevada a fiscalía para que un juez de una sentencia más acorde a la situación.

Por otro lado, existen casos en donde no es necesario ir a fiscalía, sino a tribunales de familia donde solo se ofrece protección a la víctima.

Demanda por violencia intrafamiliar

¿Qué necesito para tramitar la demanda?

El único que se necesita para tramitar una demanda como esta, es uno en donde se vea legalmente la información personal del demandante. Es decir, que la cédula de identidad, pasaporte y licencia de conducir son los más ideales.

Cualquiera de los documentos personales ya mencionados bastará para registrar una demanda.

Sanciones ante hechos de violencia intrafamiliar

Se entiende como sanciones, lo que estipula la ley que se debe hacer con el agresor para proteger a la víctima luego de que esta o alguien más realice una denuncia.

  • Expulsar al agresor del lugar donde convivía con la víctima
  • Prohibirle estar cerca de todos los lugares que la víctima pueda transitar constantemente
  • Asegurarse de que el agresor no porte ni tenga ninguna arma de fuego
  • Obligarlo a asistir a programas terapéuticos

Esas son algunas de las sanciones más básicas que estipula la ley para proteger a la víctima.

Sanciones ante hechos de violencia intrafamiliar

¿Qué pasa luego de la denuncia por violencia?

Luego de registrar la denuncia con los Carabineros, lo que sucede es que deben dirigirse a la vivienda y expulsar al agresor.

Seguido de eso, deben terminar de comprobar con los resultados médicos si de verdad existió una agresión.

Finalmente, si todo es cierto, el caso es pasado a tribunales de familia para analizar si se requiere de fiscalía o no.

¿Cómo se prueba la violencia intrafamiliar?

Para probar una violencia intrafamiliar, es necesario conocer el tipo de violencia que esté sufriendo la víctima.

¿Por qué? Cada violencia requiere de pruebas diferentes. En el caso de las agresiones físicas y sexuales, las pruebas se obtienen de los resultados del Servicio Médico Legal, en cambio los psicológicos se obtienen luego de entrevistar a la víctima con un psicólogo.

¿Cuándo la violencia intrafamiliar es delito?

La violencia intrafamiliar pasa a ser un delito en dos situaciones, la primera de ellas, es cuando la violencia hacia la víctima es tan grave que causa lesiones visibles.

Cuándo la violencia intrafamiliar es delito

Violencia intrafamiliar habitual

La segunda situación, es cuando la frecuencia con la que se repite la agresión se vuelve constante y peligrosa para la víctima. Esta situación, también, se conoce como violencia intrafamiliar habitual.

En ambas situaciones la violencia intrafamiliar es considerada delito y puede ser pagada incluso con cárcel.

Procedimiento aplicable a los casos de violencia intrafamiliar

Este procedimiento aplicable se lleva a cabo en dos audiencias (Preparatoria y Juicio), y es realizada luego de que los tribunales familiares determinan que la agresión es más severa que la habitual.

Procedimiento aplicable a los casos de violencia intrafamiliar

Audiencia Preparatoria

En la audiencia preparatoria se le pide a la víctima o al demandante que se presenten las pruebas de agresión que existan.

Seguido de esto, el juez toma medidas con respecto a la seguridad de la víctima mientras se terminan las dos audiencias.

Audiencia de Juicio

Esta audiencia se lleva a cabo días después de la primera, y se toman en cuenta muchas cosas, por ejemplo, si el agresor cumplió con las pautas planteadas en la primera audiencia se considerará una disminución en los cargos.

En caso de ser así, el juez dicta su sentencia y determina qué situación es la mejor.

Penas de la violencia intrafamiliar

Anteriormente hablamos un poco de las sanciones más básicas que estipula la ley para proteger a las víctimas de sufrir más agresiones, sin embargo, existen más sanciones que estaremos mencionando a continuación.

Penas de la violencia intrafamiliar

Sanciones cuando no es delito

Las sanciones para la violencia intrafamiliar sin delito consisten en lo anteriormente mencionado junto con:

  • La obligación de firmar cada cierto periodo de tiempo en la comisaria
  • En caso de existir hijos de por medio el agresor pierde tuición y derecho a visitarlos

Penas cuando es delito

A diferencia de las sanciones que se estipulan cuando no existe un delito, las sanciones cuando si hay uno son más rígidas puesto que, en ocasiones las agresiones con delitos derivan a casos con víctimas en estado.

De modo que considerando que tan grave fue la agresión el juez determina cuánto tiempo deberá pasar el culpable en la cárcel. El periodo de tiempo varía desde los 60 a 3 años en prisión.

Otras consecuencias de la violencia intrafamiliar

En los casos donde no existe delito, por lo general luego de terminar el periodo de tiempo estipulado por la ley, el agresor intenta involucrarse nuevamente con la víctima.

Si deseas evitar esta situación para prevenir consecuencias, lo más recomendable es solicitar el divorcio por culpa (en caso de existir matrimonio) y si no, acudir por ayuda para evitar relacionarse de nuevo con un agresor.

¿Te fue de utilidad este artículo? Compártelo en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Artículos que te podrían interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *